Distancia con Olor a Cellphone


Esta es una colaboración con la poeta y escritora dominicana, Karolyn Castro. 

Ese celular inteligente no traerá tus mordidas de viento.
Ese bruto, inútil, pedazo de hierro
que intenta remplazar el sol en tu piel
cuando nunca se podrá comparar,
a él, a ese aparato “complex“,
se monta de gratis en el bolsillo,
también un espacio en mi ear ocupa,
es la única manera de que la luz se derrita por el screen empañado, y entres,
aunque el mar se abra…más profundo.

F.P. @Mujerconvoz_poetry

Despierto al brillo y al sonido de la alarma
Esa que guarda cada alba
Los besos mañaneros que las millas
Han robado a mi boca y a mi alma
Sonrío, me desperezo, algo mojada
Pensando en las posibilidades que pierdo
Ante esta fría pantalla
Que burlona se jacta
De ser dueña de nosotros por culpa de la distancia.

Karolyn Castro ©
@teamguerreras

Conjugar

Esta es una colaboración con la escritora Melissa Arévalo de Galápagos, Ecuador.

Arropando el piso, su cuerpo.
De frente su boca, al suelo.
Pares ojos con espejo no
empañado, cubriéndolos.
En papeles con imprimidas letras…
su cabellera indígena
– un relámpago sereno –
rondando por el margen
de páginas.
La observan afuera…
movimiento de labios esos
pronunciando sílabas
de quienes escribieron,
en su momentos débiles.
Débiles nosotros…
reencarnamos en lengua de ella
según lee algo,
según lee algo que no,
según lee algo que no eres tú…
ya es mía, ya fue mía, ya será mía
a lejos, a lo cerca,
en ese libro.

—F.P. @Mujerconvoz_poetry

Espero además hacer algo con esa ansiedad, hundirme en los abismos de tus lunares,desaparecer de ti por fin, crearme nuevos mundos con los trozos que dejaste en mí, dejar de tratar desesperadamente de conjugarme contigo, que vivas por primera vez por mí,en mí y para mi, espero enseñarte que la mejor forma de vivir en mí es en el olvido, que a veces por muy egoísta que suene debes dejarme ir, debes dejarme ser viento, mar, poesía. Espero hacer algo aunque sea por una vez, dejar de huir para comenzar, espero poder terminar lo que no pude concluir, este poema por ejemplo, espero por lo menos que me dejes extrañar a mi vieja amiga soledad que me acompañaba en las noches de Julio, solas, entre botellas de vino
espero al menos comenzar a escribir.

—Melissa Arévalo @meliare99

7 A.M

Despierta el viento

cuando risueño esté

se quede en las hojas de una cama

A las siete en punto

cuando las siete menos uno sé sienta

como lejano un mundo

No sabré decirte yo, séptimo Noviembre

día engatusando muerde

Esa cotidiana batallará de violines

en los rascacielos bailando con tacones

sonidos esos de ojos roncando

entre busca el cubrecochon

otra nueva- vieja excusa para quedarte

Ya suelto tu rebellious hair

proclamando decreto otro:

“cinco minutos más.”

F.P.

La Cotorra de Gentrification

Photo by José A. Silva

Tumban los tambores
Tumban los recuerdos coloridos
Tumbaron la tibia sombra de alegría
Tuvieron que ser otros, no ellos
Tuvo que ser alguien que vino de lejos
Tuvo, tuvieron, tuvo que tumbar
los edificios del alto Manhattan
Del bajo Manhattan
De allí y de aquí
Allá donde se huele a diáspora
Allá donde tiembla el tambor
Al lado de la bodega amarillenta
¡Ay que dolor!
Tumbando andan los rincones de lo
que hemos sido nosotros
Instantánea ha sido la derrota
Andan con aspiradoras negras
y bocas de palomas milagrosas
“Se tragaron una cotorra” -dijo la vecina
del apartamento de Post Avenue “¡ A mí, no me cotorrea nadie!”- repitió
Máquinas de cotorra son
Cotorreando que salvarán la cuidad
con símbolos de una manzana comía
Pura cotorra na’ma’
Queda poquito tiempo para que tumben
los caminos construidos por inmigrantes
en las
factorías/bodegas/salón/tienda/hoteles/
restaurantes/hospitales/escuelas/
mundo que no se ve y que funciona silenciosamente
con la cotorra que divulga que  gentrification
es la cure para el atrazo
Tumban los buildings
donde llegamos todos a vivir
cuando aun hueliamos a campo Cibaeño
Tumban to’ lo que encuentren
Clavando acomidades lujosas
Dicen que no somos de aquí

“¿De donde somos entonces, mijo?”

Si esta cuidad es un nido de imigracion
Tumban,tumban, tumban sin conciencia
No los tambores…
eso están adentro de los despachados
que los llevan cargados en las bocas
donde quiera que sea su nuevo
edificio.

—F.P.

Serum

 

Photo by Joelle Santos @azuquita.prieta

 

Amo el tiempo, porque a pesar de ser lento como un suero en hospital público en Santo Domingo, lo arregla todo si se tiene paciencia.

Y mi estructuras favoritas son las arrugas
Y no hay cosas más linda que alguien
que no le tiene miedo a las canas
Y quién engendra paciencia en los costados
es èl (el tiempo), que se asfixia de esta
gente
y lo endulza todo
y la paciencia se sienta a deleitar.
I love the time, because despite being as slow as a public hospital in Santo Domingo, it fixes everything if you have patience.

And my favorite structures are wrinkles
And the cutest thing is someone
that is not afraid of grey hair
And who begets patience on the sides
It is him (the time), who falls in love with
these people
and sweetens all
and patience sits to feel delight.

—F.P. @Mujerconvoz_poetry

Mitad

Photo by yours truly.

De medias me canse en lo cotidiano. Mitad felicidad/amargura media.
Yo que todo lo entrego me harte de reducir la espera con migajas.
Si vas a querer,  un pino siémbrame. Intenso. Sé intenso como el sol cuando se despoja de los pantalones en la madrugada
si así no…con el veneno quédate. Ofrezco yo con toda intensidad del universo lo que soy, y la mitad rehuso…
no quiero tu medias naranjas que nunca serán pares.

Jaulas en él Subway

Photo by José A. Silva

Photo by José A. Silva

¿En dónde se quedaron mis píes?
Ya no tienen libertad
fraccionados están
en vez de andar en el sendero
se congelan con la espera
¿En que lado coloco el pulmón
al pie del camino?
Me esta matando lentamente
no se si quiere volar mi
entrañas o la que algún día fui yo.

Where did I leave my feet?
They’re no longer free
Divided
instead of walking up the path
they are frozen with the anticipation
On which side should I place the lung
at the foot of the road?
It’s killing me slowly
I do not know if my insides want to fly
or the one I once was.

By F.P.