Oigan a E’ta

 

Foto por el artista Djilas Gómez @Djilasgomez

 

Yo, que he entrado por la puerta chiquitita donde entran las hormigas y por las cerraduras oxidadas, quemando las calorías hasta llegar a estado de esqueleto pa’ complacer a otro, quien nada más habla barbaridades de mi persona, te diré algo, pero sigue leyendo.

Yo, que por prieta y fresca no me dejan pasar por las puertas de vidrios que reciben a Shakira (nada contra ella, yo también soy una sorda, muda y testadura), ¡pero diablo! soy también persona, te diré algo importante sigue leyendo.

Yo, que por qué hablo el español mal comio’ me dijeron bruta moderna, yo siendo avispa y río caudaloso me he quedado con la boca abierta, te diré unas cositas, unas. Lee;

lo que haces se te devuelve…

si avena das, espera tú buen arroz con habichuela,

si das para después quitar, espera tú buena pela,

si andas por ahí arrancado el suelo, espera tú buen jalón de muelas.

Simple y sencillo.
—F.P. @Mujerconvoz_poetry

Fin

Exclamo en un decepcionante tono, que el mundo una porqueríase había vuelto. Luego recogió con sus manos los huesos verticales de la garganta para exclamar la rabia.

— Lo material ocupa más espacio en sus corazones y en sus riñones.

Sin embargo, las casas están vacías —
el porque es simple, se dijo; sus hogares repletos están…eso no implica que estén habitados de cosas que si importen -que el tiempo traspasan. Los pasillos son de plata exportada y la mente habitadas
por cucarachas dislocadas.

— se ha vuelto una porqueria el mundo. Ha muerto el mundo— se resignó.

7 A.M

Despierta el viento

cuando risueño esté

se quede en las hojas de una cama

A las siete en punto

cuando las siete menos uno sé sienta

como lejano un mundo

No sabré decirte yo, séptimo Noviembre

día engatusando muerde

Esa cotidiana batallará de violines

en los rascacielos bailando con tacones

sonidos esos de ojos roncando

entre busca el cubrecochon

otra nueva- vieja excusa para quedarte

Ya suelto tu rebellious hair

proclamando decreto otro:

“cinco minutos más.”

F.P.

Mitad

Photo by yours truly.

De medias me canse en lo cotidiano. Mitad felicidad/amargura media.
Yo que todo lo entrego me harte de reducir la espera con migajas.
Si vas a querer,  un pino siémbrame. Intenso. Sé intenso como el sol cuando se despoja de los pantalones en la madrugada
si así no…con el veneno quédate. Ofrezco yo con toda intensidad del universo lo que soy, y la mitad rehuso…
no quiero tu medias naranjas que nunca serán pares.

Cafécito Colado

Photo by the author F.P.

 
                                                     A Karolyn Castro

Cada cosita tiene un sabor a ti.
Cada cosa.
Te dejo ir volando
a un árbol de almohadas blandas y
ramas bailarinas azules pálidas con maméis.
Antes de irte,
tu cafécito con nuez moscada de la tarde en la mesa ya está respirando.
Cuando lo apruebo…
estas metida como arena en
el cristal —en esas cositas que se manifiestan en grande y que hablan solas.
En cafécito esta colado en tus ojos,
y en mi ADN
aunque anden tus pies flotando…
en el ruido del amanecer.

Sobrina

“El hecho simple de que toques con esos ojos pares estrellados mi rinconcito de niña, ya paralizó el mundo, y lo mismo me da tragarme la sal con lagrimas de todos al frente. Ellos son adultos y olvidaron su inocencia. Poco entenderían lo diminutas que son tus azabache pestañas, el huracán que dejas en las pupilas del que se te acerca y como opacas con tu ausencia las casas.”

Acostado

image

Acostado el sueño
también el dueño
en una cama astuta
con fechas pálidas
Temblando el piso se parte
en pedazos cortos
Y un vampiro cualquiera
se tragó el sol con las venas
Quiso despertar
Quiso alimentar
Quiso, quiso no tanto queriendo
En un sueño se acostó
Acostado con párpados afueras
Muestra sus heridas acostado
Acostado debió estar en otro sitió.

—F.P.

Caribeña II

Rolos

Embriagada de tiempo y por África,
embotellada a un granito de arena
en el núcleo del camino al sol.
Dormido infinitamente
en la hebra,
en la trigueña,
en la ciguapa,
el marrón asfixiao’de ti anda
—consintiendo la cadera de un peine barato
risas que se tragan los rizos.
Desnudando miradas caminas
en rolo de proporcionados con
pinchos tímidos sin dueño
de camino al colmado y a la sombra.
Podrás agachar la loma de donde viene la palma,
pero jamás desmembrar la raíz del trópico a donde nacen estas
damas.

—F.P.