#PecadosCapitales y Su Creador

Desde que inicié este proyecto del Al Topao, no me imaginé el talento que encontraría en el camino. Esta es mi quinta entrevista, y como ya saben no soy periodista, pero tengo deseos de aportar mi granito de arena con el desarrollo de los nuevos artistas. Aquí les presento esta humilde entrevista, hecha a un ingeniero, escritor venezolano llamado Daniel Sepulveda Leal. El cree en la individualidad, la escritura como un medio de escape, y sueña en representar su país en grande. Para mi ya esta logrando bastante con sus versos cautivadores. Espero que conozcan más sobre Daniel, sus projectos y sueños, y se atrevan a seguirlo en su travesía con sus #PecadosCapitales.


 

¿Quién es Daniel Sepulveda?

Daniel es un chamo (joven) venezolano de casi 26 años de edad (junio 15); Ingeniero de profesión y comunicador por convicción. Puedo decir que soy extrovertido, un poco dominante y muy leal. Soy amiguero (de muchos panas, amigos) y explosivo, la honestidad es mi premisa y bandera, respeto la igualdad y confío en ello.

Cada persona es como es, cada persona tiene sus talentos y todos debemos convencernos de la realidad de nuestros sueños.

Escritor, Daniel Sepulveda

¿De dónde nació el amor por las letras?

Confieso que no hace mucho; comencé a escribir hace no más de un par de años; me armé de valor y decidí publicar fragmentos en instagram, al principio mi circulo lo tomó como algo light (tal vez una broma) luego, notaron que venia con seriedad el asunto y se han ido sumando personas de alrededor del mundo que con sus palabras me han convencido de continuar en ‘esto, ya es parte de mi vida.

¿Cuáles géneros prefieres en cuanto a la escritura?

Procuro tocar todos los temas, según voy sintiendo lo plasmo en papel.

Comencé con poesía e historias cortas, parte de ello se lee en mis #PecadosCapitales que abarca un amplio espectro de sentimientos, de sensaciones (depende de cada lector); actualmente trabajo en mi primera novela (drama-romance), apenas va tomando forma y soy perfeccionista, así que, vamos de a poco, procurando dar pasos de seguro.

¿Quiénes son tus autores favoritos?

Son muchos, la poesía como dije es parte importante de quien soy, así que decir Benedetti, Neruda y Cortazar no resulta ajeno. De poetas contemporáneos menciono a Elvira Sastre, así como muchos -anónimos- o cuentas de IG que te dejan asombrado y queriendo saber más.

¿Alguno influyó en tu manera de escribir?

Totalmente, Benedetti me enseñó que no debes ser rebuscado, acartonado al escribir, ni complicado para aflorar emociones, creo en eso. La sencillez implica que todos los que te leen sean capaces de sentir lo mismo que tu. De eso se trata.

¿Cuáles temas son constantes en lo que escribes?

El amor es la principal fuente de mi escritura, la tristeza por otro lado se apodera de mis escritos mas oscuros, así como también escribo sobre la familia, la fe, la felicidad y todo aquello que se me ocurra en el momento.

Escribo sobre mi y sobre muchos otros que alguna vez he escuchado.

 ¿Cómo te ayuda el arte de escribir en tu vida cotidiana?

La escritura es mi cable a mi propia tierra; me permite olvidar a ratos la realidad que nos aqueja y me convence que siempre hay esperanza.

Cada persona tiene un talento especial, algo que nos hace diferentes, seguramente únicos y eso debe ser explotado.

Valoro esa inspiración y la atesoro como uno de los aspectos más importantes de mi vida.

¿Qué te inspira?

Todo, mi día a día; lo que veo, lo que siento, lo que se’ y lo que aprendo. Me inspira aquello que desconozco y aquello que a veces me duele. Me inspira ser una voz para todos los que me leen, regalar siempre un mensaje positivo. Creer y que ellos (mis lectores) lo crean para si mismos. Me inspira la sonrisa de mi madre, mis amigos de toda la vida, mi familia, mi musa. En definitiva, la inspiración va en todo según mi criterio.

¿Cuáles obstáculos has enfrentado con tu carrera? Alguna anécdota?

Obstáculos, hasta ahora no. Lo poco que he dado a conocer ha sido recibido y percibido con buena energía; estoy convencido que sigo el camino correcto y deseo pronto que mis escritos lleguen a más y más personas.

Si, destaco que la escritura comenzó como un hobbie, aún no lo asumo de forma profesional. Ya veremos que sigue.

¿Cuáles son tus planes? ¿A dónde quieres llegar? ¿Tienes algún consejo para los nuevos escritores?

Escribo por placer, porque me gusta y amo hacerlo, por ahora y para siempre: seguir escribiendo; deseo llegar a todos los que hagan mis escritos suyos.

Si es una, o muchas personas; que alguien te diga -Daniel, gracias por escribir- vale oro.

Deseo colocar el nombre de Venezuela en la palestra con mi escritura y ser un fiel representante de mi bandera en cualquier lugar del mundo.
Por supuesto, también anhelo ver mis libros en stock de librerías a nivel nacional e internacional y en todos los idiomas posibles.

Soy fiel defensor de los ideales propios y para mi, mantener vivos los sueños permiten que la vida sea más bonita.

-Soñar no cuesta nada- frase simple y certera de lo que debemos hacer: soñar.

Creer en ello, luchar por ello y lograrlo.
Para los nuevos escritores, me incluyo, todo se basa en hacer lo que nos gusta, lo que nos apasiona; amar lo que hacemos, dormir pensando en ello y despertar de igual forma. Pensando siempre en ello.

Darlo todo, y confiar en nosotros mismos.

Mucha fe y trabajo duro.

Si podemos.

¿Dónde podemos seguirte en tus redes sociales?

La red social que me ha visto nacer como escritor y poeta es Instagram: @DanielSepulvedaLeal

Por ahora, me mantengo allí y publico parte de mis #PecadosCapitales en ella.

Los espero a todos para que me acompañen en este camino que sigo recorriendo, seguro estoy que si caminamos juntos será más fácil.
#GraciasPorCreer

 

 

 


Photo Credit

La Espera del Esperar 

Foto por José A. Silva

Es esa, la luz, que entra por las cortinas azules quien me recuerda tu ausencia.

No soy yo, eres tú,
traes a mis abuelos a sentarse sobre un lunar a tomarse un cafécito conmigo.

Eres tú puntual a las seis de la tarde
como un camino esperando que lo pisen
aun así los lastimen las pisoteadas.

Conjugar

Esta es una colaboración con la escritora Melissa Arévalo de Galápagos, Ecuador.

Arropando el piso, su cuerpo.
De frente su boca, al suelo.
Pares ojos con espejo no
empañado, cubriéndolos.
En papeles con imprimidas letras…
su cabellera indígena
– un relámpago sereno –
rondando por el margen
de páginas.
La observan afuera…
movimiento de labios esos
pronunciando sílabas
de quienes escribieron,
en su momentos débiles.
Débiles nosotros…
reencarnamos en lengua de ella
según lee algo,
según lee algo que no,
según lee algo que no eres tú…
ya es mía, ya fue mía, ya será mía
a lejos, a lo cerca,
en ese libro.

—F.P. @Mujerconvoz_poetry

Espero además hacer algo con esa ansiedad, hundirme en los abismos de tus lunares,desaparecer de ti por fin, crearme nuevos mundos con los trozos que dejaste en mí, dejar de tratar desesperadamente de conjugarme contigo, que vivas por primera vez por mí,en mí y para mi, espero enseñarte que la mejor forma de vivir en mí es en el olvido, que a veces por muy egoísta que suene debes dejarme ir, debes dejarme ser viento, mar, poesía. Espero hacer algo aunque sea por una vez, dejar de huir para comenzar, espero poder terminar lo que no pude concluir, este poema por ejemplo, espero por lo menos que me dejes extrañar a mi vieja amiga soledad que me acompañaba en las noches de Julio, solas, entre botellas de vino
espero al menos comenzar a escribir.

—Melissa Arévalo @meliare99

7 A.M

Despierta el viento

cuando risueño esté

se quede en las hojas de una cama

A las siete en punto

cuando las siete menos uno sé sienta

como lejano un mundo

No sabré decirte yo, séptimo Noviembre

día engatusando muerde

Esa cotidiana batallará de violines

en los rascacielos bailando con tacones

sonidos esos de ojos roncando

entre busca el cubrecochon

otra nueva- vieja excusa para quedarte

Ya suelto tu rebellious hair

proclamando decreto otro:

“cinco minutos más.”

F.P.

Cafécito Colado

Photo by the author F.P.

 
                                                     A Karolyn Castro

Cada cosita tiene un sabor a ti.
Cada cosa.
Te dejo ir volando
a un árbol de almohadas blandas y
ramas bailarinas azules pálidas con maméis.
Antes de irte,
tu cafécito con nuez moscada de la tarde en la mesa ya está respirando.
Cuando lo apruebo…
estas metida como arena en
el cristal —en esas cositas que se manifiestan en grande y que hablan solas.
En cafécito esta colado en tus ojos,
y en mi ADN
aunque anden tus pies flotando…
en el ruido del amanecer.